FASHION HISTORY

La comunicación a través de la indumentaria El vestido no hace a la persona pero hay un componente sociológico muy importante.   La indumentaria es el reflejo de la situación por la que atraviesa la sociedad. Los individuos nos organizamos según intereses, ideologías, gustos o aficiones y nuestro atuendo nos define. A través de la indumentaria podemos representar un estado de ánimo por ejemplo, y nuestro traje puede ser nuestra mejor carta de presentación para el resto de la sociedad.   Según comenta la historiadora de moda Bárbara Rosillo, los años 80 aportan al país una serie de cambios que modifican la percepción de los detalles en la indumentaria.   Años 80: Los volúmenes cambian. Las hombreras se vuelven acusadas. Surgen tonalidades potentes como el fucsia. El maquillaje es exagerado. El pelo se lleva con mucho volumen.   Bárbara indica que es interesante analizar la forma en la que visten profesionales como políticos o periodistas que presentan el telediario. Según publica i-D si cambiamos la forma de vestir de las presentadoras de la tele podemos cambiar el mundo.   Para la historiadora de moda, el vestido no hace a la persona pero hay un componente sociológico muy importante. La vestimenta civil es la primera imagen que tienes de una persona y en la mayoría de las ocasiones catalogamos a un individuo por esa visión.   Una prueba de que la vestimenta es el reflejo de nuestro ser es que en determinados momentos de crisis muy fuertes, los individuos representan su situación a través de su imagen. Por ejemplo, como comenta la historiadora,  durante la II Guerra Mundial se disparó la venta...