FASHION HISTORY

La comunicación a través de la indumentaria

Entrevista Bárbara Rosillo

Entrevistamos a la historiadora de moda Bárbara Rosillo para conocer los cambios estructurales en la indumentaria del país.            Fotografía J. A. Espinosa

El vestido no hace a la persona pero hay un componente sociológico muy importante.

  La indumentaria es el reflejo de la situación por la que atraviesa la sociedad. Los individuos nos organizamos según intereses, ideologías, gustos o aficiones y nuestro atuendo nos define. A través de la indumentaria podemos representar un estado de ánimo por ejemplo, y nuestro traje puede ser nuestra mejor carta de presentación para el resto de la sociedad.

  Según comenta la historiadora de moda Bárbara Rosillo, los años 80 aportan al país una serie de cambios que modifican la percepción de los detalles en la indumentaria.

  Años 80:

  • Los volúmenes cambian.
  • Las hombreras se vuelven acusadas.
  • Surgen tonalidades potentes como el fucsia.
  • El maquillaje es exagerado.
  • El pelo se lleva con mucho volumen.

  Bárbara indica que es interesante analizar la forma en la que visten profesionales como políticos o periodistas que presentan el telediario. Según publica i-D si cambiamos la forma de vestir de las presentadoras de la tele podemos cambiar el mundo.

  Para la historiadora de moda, el vestido no hace a la persona pero hay un componente sociológico muy importante. La vestimenta civil es la primera imagen que tienes de una persona y en la mayoría de las ocasiones catalogamos a un individuo por esa visión.

  Una prueba de que la vestimenta es el reflejo de nuestro ser es que en determinados momentos de crisis muy fuertes, los individuos representan su situación a través de su imagen. Por ejemplo, como comenta la historiadora,  durante la II Guerra Mundial se disparó la venta de barra de labios de color rojo. Lo que quiere decir que no necesitas el producto en sí, necesitas lo que aporta a tu imagen. El producto nos facilita la capacidad de soñar frente a una situación difícil.

  Actualmente, la moda es un motor económico fuerte y por tanto, si no consumimos la sociedad no avanza. Para Bárbara Rosillo, el consumo es relevante porque permite el avance de la economía pero la vida del producto es demasiado efímera. Piensa que tal vez se le esté dando una importancia excesiva al consumo lo que puede llegar a encubrir un sentimiento de vacío.

Entrevista Bárbara Rosillo

Fotografía J.A. Espinosa

   

Un titular que defina la situación actual de la moda en España:

  En el diseño de moda de España existen perfiles muy interesantes que tienen mucho que aportar. Por otro lado, también son interesantes las grandes empresas que han conseguido que todo el planeta vista así. Lo negativo de este proceso productivo es la globalización, todo es igual y eso es un poco triste.  Igualmente han trabajado por expandir el buen gusto y por acercar a las capas menos favorecidas de la sociedad una moda asequible.

Más información sobre historia de la moda pulsando aquí.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *